Cómo Gestionar Las Vacaciones en el Entorno Laboral – Parte 2

Como consultores organizacionales, comprendemos la importancia vital de una gestión efectiva del tiempo, especialmente cuando se trata de las vacaciones en el ámbito laboral.

Según el Termómetro de la Salud Mental en Chile 2023, nuestro país fue el segundo más afectado por este tema y las mujeres son las que más se han visto perjudicadas por síntomas como depresión, ansiedad y estrés.

Además, 67% de los diagnósticos de enfermedades profesionales corresponden a problemas de salud mental. Estas cifras son un llamado de atención para las organizaciones y los empleados, destacando la necesidad de abordar activamente la salud mental en el entorno laboral.

La implementación de políticas que fomenten las vacaciones y la desconexión se convierte en un imperativo ético y estratégico para construir ambientes laborales más saludables y productivos.

En este contexto, te compartimos dos aspectos cruciales que contribuyen al bienestar tanto individual como organizacional: establecer límites y reconocer la necesidad de desconexión.

1. Estableciendo límites

La primera clave para una gestión exitosa de las vacaciones es que el empleado aprenda a poner límites, no solo en el trabajo, sino también consigo mismo. Esto implica tener una clara comprensión de las propias capacidades y la valentía de decir “no” cuando sea necesario.

La gestión de las vacaciones es responsabilidad del empleador, pero también del empleado, quien debe comunicar sus necesidades y límites de manera efectiva. Un equilibrio adecuado entre el trabajo y el tiempo libre no solo fortalece la salud mental del individuo, sino que también mejora su rendimiento laboral a largo plazo.

¿Qué aspectos debes tener en cuenta para poder establecer tus límites en el trabajo? Aquí te compartimos 5 claves:

  • Comunícate de forma clara y transparente: una correcta gestión de tus límites involucra la necesidad de conocerlos, pero más importante aún, de comunicarlos de manera clara y transparente. Esto implica abrir un diálogo con tu jefatura y tu equipo de trabajo, sobre las expectativas realistas en cuanto a la disponibilidad durante las vacaciones. La claridad en la comunicación contribuye a una comprensión mutua y fomenta un ambiente de trabajo más respetuoso.
  • Establece prioridades: debes ser capaz de identificar las tareas críticas y delegar responsabilidades cuando sea necesario, especialmente durante las vacaciones. Al comprender la importancia de las prioridades, se fortalece la capacidad de decir “no” a tareas no esenciales, permitiendo un descanso más significativo.
  • Practica el autoconocimiento y autocuidado: antes de siquiera establecer límites, es primordial que cultives un profundo conocimiento de tí mismo(a). Esto implica reconocer tus propios límites físicos y mentales, comprendiendo cuándo es el momento de tomar un descanso. El autocuidado se convierte en una herramienta esencial para mantener la salud y la eficacia laboral a largo plazo.
  • Define tus espacios y tiempos para descansar: puedes considerar establecer momentos específicos del día o de la semana para desconectar por completo del trabajo, incluso durante periodos de alta demanda. Esto contribuye a un equilibrio más saludable entre la vida laboral y personal.
  • Aprende continuamente: la capacidad de establecer límites es una habilidad que se perfecciona con el tiempo. Como consultores y coaches organizacionales, siempre recomendamos fomentar un ambiente que promueva el aprendizaje continuo sobre la gestión efectiva del tiempo y las expectativas laborales. Proporciona recursos y capacitaciones sobre la importancia de los límites en el desarrollo personal y profesional de los colaboradores.

2. Desconexión: el pilar de la salud mental en el trabajo

La necesidad de desconexión es un elemento crucial para mantener una salud mental robusta en el ámbito laboral. Las vacaciones proporcionan el espacio necesario para desconectar, recargar energías y revitalizar la creatividad. Numerosos estudios demuestran que la falta de desconexión puede tener impactos negativos en la salud mental, aumentando el riesgo de agotamiento y disminuyendo la productividad.

En conclusión, la gestión de las vacaciones no es solo una cuestión de tiempo libre; es una estrategia integral para preservar la salud mental y el rendimiento laboral. Al establecer límites, reconocer la necesidad de desconexión y comprender las cifras relacionadas con la salud mental, tanto empleadores como empleados pueden contribuir significativamente a un entorno laboral más equilibrado y saludable en Chile.