Cómo Gestionar Las Vacaciones en el Entorno Laboral – Parte 1

El arte de gestionar las vacaciones durante el trabajo no solo radica en disfrutar de un merecido descanso, sino también en garantizar la continuidad operativa sin sobrecargar a quienes se toman ese necesario tiempo para recargar energías. En este sentido, es imperativo que los líderes desarrollen una habilidad crucial: saber soltar responsabilidades.

En un estudio realizado en Chile por la Mutual de Seguridad, durante noviembre y diciembre de 2023, “61% de las personas declara que no logra una desconexión total del trabajo en sus vacaciones. De este porcentaje, el 23% responde que sigue altamente conectado con su trabajo en este período de descanso.”

Soltar para fortalecer

Algo fundamental en el entorno laboral es comprender que el éxito no debe depender exclusivamente de una persona, sino de un equipo bien cohesionado y preparado para asumir desafíos. Los jefes deben aprender a soltar las riendas, confiando en la capacidad del equipo para mantener la marcha.

Cuando se acercan las vacaciones, es crucial evitar recargar a los colaboradores con más tareas solo porque están por ausentarse. Respetar su tiempo de descanso es esencial para su bienestar y productividad a largo plazo.

El poder de delegar

Aquí radica la verdadera maestría de un líder. Delegar tareas no es simplemente asignar trabajo; es confiar en las habilidades y capacidades de cada miembro del equipo. Al delegar, se fomenta el crecimiento individual y se fortalece la confianza mutua. Es una forma de empoderar a los colaboradores, permitiéndoles tomar decisiones y asumir responsabilidades.

Algunas estrategias para gestionar efectivamente el período de vacaciones, sin perjudicar la productividad de la organización, son:

1. Planificación anticipada: comunica con suficiente antelación las fechas de vacaciones al equipo para que todos estén informados y puedan organizarse.

2. Establecer prioridades claras: antes de la salida de un colaborador, asegúrate de haber definido las tareas críticas y las prioridades para garantizar la continuidad del trabajo.

3. Capacitación y empoderamiento: asegúrate de que el equipo esté capacitado y tenga los recursos necesarios para asumir las responsabilidades durante la ausencia de un miembro clave.

4. Seguimiento y apoyo: Durante las vacaciones, los líderes pueden brindar un apoyo ligero si es necesario, sin abrumar al colaborador. Esto demuestra compromiso con el bienestar del equipo.

La gestión de vacaciones durante el trabajo trata de encontrar un equilibrio entre la productividad y el bienestar de los colaboradores. Recordemos que un equipo recargado y motivado es la base para el éxito sostenible de cualquier organización.

¿Por qué a las personas les cuesta tanto desconectarse del trabajo?

Hay muchas personas a las que les cuesta desconectarse 100% del trabajo durante su período de vacaciones. Hay varios motivos por los que esto puede suceder, pero considerando a personas que trabajan de forma dependiente, éstos pueden ser algunos factores:

1. Cultura de disponibilidad constante: en muchos entornos laborales, se fomenta una cultura en la que la disponibilidad y la conexión permanente se valoran sobre el descanso. Esto genera una sensación de obligación constante de estar pendiente del trabajo, incluso durante las vacaciones.

2. Identificación con el trabajo: para muchos, el trabajo no es simplemente una actividad, sino una parte integral de su identidad. Esta profunda identificación con el trabajo dificulta la separación mental cuando se intenta desconectar.

3. Temor a la carga laboral acumulada: La preocupación por el volumen de trabajo que se acumulará durante las vacaciones puede generar ansiedad, haciendo que las personas se sientan incapaces de relajarse por completo.

¿Qué otros motivos crees que puedan existir que obstaculizan el descanso laboral?

Nos interesa saber tu opinión, así que te invitamos a compartirla en los comentarios.

Para finalizar, como consultores expertos en recursos humanos, queremos darte algunas claves para que intentes desconectarte de tus actividades diarias, y logres reponerte física y mentalmente durante tus vacaciones:

Antes de tomar vacaciones:

  • Comunícale a tus colegas y jefes que estarás desconectado y establece límites temporales para cualquier asunto urgente. Respetar estos límites es crucial para lograr la desconexión.
  • Asegúrate de planificar bien tus tareas y delega todo lo que necesites dejando todo muy detallado y claro. Esto no sólo brinda tranquilidad, sino que también facilita la desconexión al saber que el trabajo está en buenas manos.

Durante tus vacaciones:

  • Dedica tiempo para desconectarte de manera gradual. Reduce paulatinamente el uso de dispositivos y la verificación del correo electrónico para permitir que tu mente se adapte a la desconexión.
  • Involúcrate en actividades que te apasionen y te permitan desconectar por completo. Ya sea leer, hacer deporte, pasar tiempo con la familia o explorar nuevos hobbies, enfocarte en estas actividades puede ayudarte a despejar la mente.

Es crucial que las organizaciones reconozcan el valor de un equipo descansado y motivado. Al priorizar políticas que faciliten el disfrute de las vacaciones, se promueve un ambiente laboral más saludable y productivo para todos los involucrados.